Definir el valor de venta de una propiedad no es nada fácil, los factores que hay que tomar en cuenta para definir una cantidad son muchos además de que deben ser promediados respecto a la antigüedad y condiciones tanto de la zona como de la construcción.

Para empezar, es importante dejar en claro que una casa de segundo uso no tiene el mismo valor que una de estreno, por lo que estas suelen ser sobrevalorarlas y causan confusión.

Presupuestar mal una casa puede perjudicar tanto la venta como los ingresos del dueño y para algunos casos estancar la venta por años incluso si esta fuera una casa ejemplar.

Para tener un precio comercial de venta más exacto deberás considerar el valor del terreno, el de la construcción y el de las obras complementarias que con los años le hayas hecho al inmueble.

Pero ¿cómo calculamos estos costos?

Valor del terreno

Este se calcula multiplicando el precio del metro cuadrado del terreno que se maneje en esa zona, por los metros cuadrados de terreno que tiene tu casa.

Valor de la construcción

Deberás multiplicar el valor de depreciación por 1,5 si la casa está en una zona alta, por 2 si el lugar es medianamente populoso y por 3 si es de densidad baja; sin embargo, estos valores son referenciales, pues se pueden elevar a una cifra mayor (4, 5 o 6), dependiendo de si la propiedad o la ubicación tienen otros puntos que generen interés.

Obras complementarias

Se calculan tomando como base lo que se ha añadido a la casa, como cisternas, pasamanos, cercos eléctricos, etc.

En CONURVA podemos ayudarte y asesorarte con la valuación de tu propiedad así como la guía indicada para los tramites que requieras al respecto ¡Visítanos!